VIVIR EN UN LOFT: VENTAJAS E INCONVENIENTES

Cada vez son más los enamorados de los lofts que deciden aprovechar la reforma integral de su vivienda en Barcelona para transformarla en uno de estos espacios diáfanos en los que conviven confort, estética y modernidad.

Pero vivir en un loft no es siempre tan idílico como podríamos pensar viendo las típicas series y películas americanas. Para que tengas una idea clara de sus pros y sus contras, te detallamos una lista con las principales ventajas e inconvenientes de vivir en un loft.

Ventajas de los lofts

1. Luminosidad y ventilación natural

Los lofts son mucho más luminosos en general que el resto de viviendas. Al no haber barreras arquitectónicas entre las distintas estancias, la luz natural no encuentra obstáculo para reflejarse por todos los rincones del  inmueble y transmitir mayor sensación de calidez a tu hogar.

En la misma línea, el aire circula con mayor facilidad en los espacios abiertos facilitando la ventilación natural.

2. Mayor amplitud

Otra de las grandes ventajas de los lofts es el aprovechamiento máximo del espacio (lo que supone una gran ventaja especialmente en pisos pequeños). La ausencia de pasillos, paredes y distribuidores permite ganar metros cuadrados y dotar a tu vivienda de mayor sensación de amplitud.

3. Versatilidad

Los lofts otorgan amplitud visual y destacan por su luminosidad

Los espacios abiertos otorgan gran libertad para combinar el mobiliario y los elementos decorativos tanto para separar como para integrar ambientes. De esta forma, podrás dar rienda suelta a tu imaginación a la hora de configurar un sinfín de usos diferentes del espacio en función de tus gustos y necesidades en cada momento.

4. Seguridad en caso de tener niños

Los lofts son ideales para parejas con niños pequeños. Al no haber obstáculos visuales entre las estancias podrás vigilar a los reyes de la casa mientras cocinas, estás viendo la televisión, limpiando, etc.

Inconvenientes de los lofts

1. Falta de intimidad

Probablemente el principal problema de los lofts es la falta de intimidad. Si vas a compartir la vivienda con más personas deberás asumir que perderás gran parte de la privacidad (exceptuando el baño y quizá tu habitación) de la que puedes disfrutar en una casa de distribución convencional.

2. Problemas con el ruido

Íntimamente relacionado con el punto anterior, la falta de intimidad conlleva también la imposibilidad de aislarte de los ruidos que se produzcan en cualquier punto de la vivienda (gente cocinando, viendo la televisión, etc).

En este sentido, conseguir un rincón de paz y tranquilidad para relajarte o trabajar puede convertirse en una tarea complicada, especialmente si vives con niños o con mucha gente en casa.

3. Limpieza y malos olores

La limpieza de un loft es un arma de doble filo que aglutina pros y contras. Por una parte, un espacio diáfano puede ser más fácil de limpiar y ordenar. Pero, por el contrario, solo con que dejes una zona descuidada va a perjudicar visualmente a todo el conjunto.

Asimismo, los olores que se produzcan en la cocina o cualquier otra estancia se esparcirán por toda la casa.

4. Calefacción y aire acondicionado

La naturaleza constructiva de los lofts hace que no se pueda aislar una determinada estancia para calentarla o enfriarla, lo que obliga a acondicionar todo el conjunto (con el posible incremento de la factura energética que puede conllevar).

 

Desde nuestros 15 años de experiencia en obra nueva y reformas de viviendas, te hemos propuesto una lista con las ventajas e inconvenientes de vivir en un loft. En GEOR contamos con un equipo técnico y creativo que te puede asesorar si necesitas más información. ¡Llámanos, estaremos encantados de hablar contigo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.