MANTENIMIENTO PREVENTIVO Y MANTENIMIENTO CORRECTIVO DE EDIFICIOS

El mantenimiento integral de edificios engloba diferentes actuaciones que son necesarias para garantizar la adecuada conservación de los inmuebles. Te detallamos los diferentes tipos de mantenimiento de viviendas.

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo de edificios se basa en la realización de revisiones periódicas del inmueble para prevenir el posible deterioro de sus componentes (infraestructuras, piezas, materiales, etcétera) y garantizar su buen funcionamiento.

Incluye todas aquellas actividades que puedan ser programadas en el tiempo, de forma sistemática, para anticiparse a las deficiencias o fallos que puedan plantearse en el edificio, sus equipos e instalaciones debido al uso cotidiano.

De esta forma, el mantenimiento preventivo permite alargar la vida útil de los elementos de la vivienda mediante su protección y cuidado diario, de manera que se pueda garantizar la seguridad, salubridad, funcionalidad, eficiencia, confort e higiene del edificio.

El mantenimiento preventivo permite además racionalizar costos al anticipar posibles averías, que pueden suponer un mayor gasto y que deberán ser subsanada a través del mantenimiento correctivo.

Antes que se produzca el fallo, este tipo de mantenimiento desarrolla una rutina de inspecciones periódicas y de reemplazo o ajuste de los diferentes elementos de la vivienda.

Mantenimiento correctivo

Mantenimiento correctivo de inmuebles

El mantenimiento correctivo es el destinado a corregir las averías y defectos en equipos o instalaciones que no han podido evitarse a través del mantenimiento preventivo.

En este sentido, el mantenimiento correctivo se realiza cuando el fallo ya se ha producido y consiste en localizar las averías y corregirlas, lo que generalmente supone mayores costos al implicar gastos de reparación y la compra de repuestos no presupuestados.

El mantenimiento correctivo puede dividirse en dos categorías:

-Mantenimiento correctivo planificado

El mantenimiento correctivo planificado es aquel que tiene en cuenta cómo se actuará en el caso de que se produzca una avería no prevista mediante el mantenimiento preventivo.

Así, este tipo de mantenimiento de edificios prevé lo que se hará si se produce un determinado fallo, de manera que, cuando se detiene un equipo para efectuar la reparación, ya se dispone de los repuestos y los documentos necesarios y del personal técnico adecuado.

A diferencia del mantenimiento preventivo, el correctivo está destinado a corregir los fallos cuando estos ya se han producido, pero siguiendo un plan de actuación ante posibles averías que no contempla el mantenimiento correctivo no planificado.

-Mantenimiento correctivo no planificado

El mantenimiento correctivo no planificado es aquel que se lleva a cabo de emergencia cuando se produce una avería imprevista, con el objetivo de impedir daños materiales y/o humanos y limitar el incremento de los costos.

El principal inconveniente de este tipo de mantenimiento es que, al no contemplar ningún tipo de previsión, la búsqueda improvisada de piezas y elementos de repuesto y del personal especializado puede encarecerse y prolongarse en el tiempo, de manera que los equipos o instalaciones afectados pueden permanecer sin uso durante más tiempo del deseable.

En Geor somos especialistas en planes de mantenimiento integral de edificios y comunidades. Para asegurar la vida y el confort de tus instalaciones, nuestro sistema de trabajo engloba el mantenimiento preventivo y correctivo del inmueble a través de la supervisión, control y detección de anomalías.

Nuestros servicios incluyen el seguimiento de comunidades, reparaciones, circuito eléctrico, pintura, ventilación…¡Contacta con nosotros y nuestros especialistas te asesorarán en lo que necesites!

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.