MATERIALES ECOLÓGICOS QUE PUEDES UTILIZAR EN LA REFORMA DE TU HOGAR

Las técnicas constructivas desarrolladas en las últimas décadas han posibilitado el uso de materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente, que además conllevan un importante ahorro energético. Desde nuestros treinta años de experiencia en reformas integrales de viviendas en Barcelona y siguiendo los principios de la arquitectura sostenible, te proponemos una lista con los principales  materiales ecológicos que puedes utilizar en la reforma de tu hogar.

¿Qué son los materiales ecológicos?

En construcción, se consideran materiales ecológicos aquellos que requieren de actuaciones de bajo impacto medioambiental tanto en su fabricación como en su colocación y mantenimiento. Además, es imprescindible que no constituyan un riesgo para la salud de las personas.

Deben ser duraderos, incluir una alta proporción de materiales reciclables en su composición y proceder de recursos de la zona donde se va a construir (deben ser locales).

Asimismo, para ser considerados como materiales ecológicos no deben sufrir alteraciones importantes por frío, calor o humedad.

¿Qué materiales sostenibles puedes emplear en la reforma de tu vivienda?

1. Fibra de celulosa de papel reciclado

Es uno de los materiales más utilizados para el aislamiento térmico y acústico de viviendas y cuenta con propiedades ignífugas, insecticidas y antifúngicas.

Está compuesta en un 90% por papel de periódico reciclado, por lo que es un material eficiente, barato y totalmente respetuoso con el medio ambiente.

2. Madera 

La madera es el elemento natural más eficiente y sostenible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Su impacto ambiental es muy bajo y cuenta con un ciclo de vida elevado, por lo que es material natural más sostenible y con mayor eficiencia energética.

Otras de sus innumerables ventajas es que es muy fácil de montar, puede utilizarse prácticamente en cualquier zona estructural de la vivienda y tiene propiedades aislantes.

Por otra parte, es importante verificar que la madera cuente con una certificación que para garantizar que procede de una tala responsable, es decir, que los fabricantes plantan un árbol por cada uno que talan.

3. Pinturas sin disolventes ni químicos

La pintura es uno de los elementos constructivos más tóxicos que existen. En este sentido, cuando se evaporan los disolventes empleados en su fabricación pueden dar lugar compuestos orgánicos volátiles, altamente contaminantes para la atmósfera y perjudiciales para nuestra salud.

Por esta razón, la arquitectura sostenible apuesta por pinturas que no incorporen estos compuestos y son varias las empresas que fabrican pinturas no tóxicas e incluso biodegradables.

4. Cemento ecológico

El cemento ecológico reduce drásticamente la emisión de CO2 a la atmósfera durante su proceso de fabricación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Tanto el cemento como el hormigón tienen un gran impacto sobre el medio ambiente debido a las altas temperaturas que son necesarias para  su fabricación. Por ello, en los últimos años ha surgido un cemento ecológico cuyo proceso de elaboración permite reducir casi por completo las emisiones directas de CO2 a la atmósfera.

El secreto está en la sustitución de la roca caliza como materia prima del cemento por residuos sólidos que se generan en las centrales térmicas en esos mismos procesos de fabricación.

Esta nueva técnica permite no solo reciclar esos residuos (los que ayuda a preservar los materiales naturales a largo plazo y disminuye la emisión directa de gases de efecto invernadero)  sino también supone un ahorro de energía de cerca del 50 por ciento.

5. Hormigón celular

Está compuesto exclusivamente a partir de materias primas naturales (agua, arena de sílice, cemento y cal) y se usa fundamentalmente para obra gruesa. Es un material muy ligero, fácil y rápido de colocar y un buen aislante térmico, ya que impide cualquier pérdida de calor pudiendo ejercer como climatizador natural tanto en verano como en invierno.

6. Bambú

El bambú es un material resistente, duradero y sostenible que se puede emplear como materia prima en diferentes soluciones constructivas: pavimentos, paneles, mobiliarios, cimientos, techos, etc.

La amplia gama de posibilidades que ofrece y su bajo coste hacen que sea una alternativa cada vez más utilizada en todo tipo de construcciones.

7. Corcho 

Otro material 100% natural y renovable (se obtiene de la corteza del alcornoque) que se utiliza principalmente como aislante térmico y acústico en suelos, paredes, techos y todo tipo de acabados tanto interiores como exteriores. Además, el corcho absorbe la vibración y los impactos sin deformarse, no es atacado por insectos ni hongos y destaca por su impermeabilidad, durabilidad y resistencia ígnea.

 

Estos son solo algunos de los materiales sostenibles que puedes utilizar en la reforma de tu vivienda para convertirla en una casa más ecológica. Si necesitas más información, en GEOR te asesoramos en todo lo que necesites y te ofrecemos un presupuesto gratuito y sin compromiso. ¡Llámanos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.